Complicaciones peligrosas de la Liposucción

Los riesgos de la liposucción son muchos, no obstante, hay que tener en cuenta que algunos son más peligrosos que otros. A continuación explicamos los riesgos más problemáticos (y a la vez menos frecuentes) de la intervención de liposucción:

El peligro de la anestesia

Las complicaciones debido a la anestesia son poco frecuentes. Tanto la anestesia local como la anestesia sistémica (anestesia general y sedación pesada intravenosa), pueden ser peligrosas si se utiliza por médicos que no están familiarizados o que no están adecuadamente entrenados en el uso de anestesia general o sedación intravenosa.

Complicaciones de la Liposucción

Los peligros de la anestesia local

La anestesia local puede ser peligrosa si el cirujano supera las dosis máximas recomendadas de anestesia local. A pesar de que la toxicidad de la lidocaína es rara, es más probable que ocurra si el paciente también está tomando un medicamento que interactúe con lidocaína y bloquee la enzima CYP3A4 del hígado que metaboliza la lidocaína. Todos los cirujanos de liposucción deben ser conscientes de la lista de medicamentos que pueden aumentar la toxicidad de la lidocaína. La lidocaína es el más seguro de todos los anestésicos locales.

Los peligros de la anestesia sistémica

La anestesia sistémica (general) es más peligrosa que la anestesia local. Cualquier exposición de los pacientes a fármacos que inhiben la respiración o que puedan interferir con los reflejos de las vías respiratorias aumenta el riesgo de complicaciones. El uso seguro de la anestesia general requiere de un anestesista especialista. No obstante, la presencia de un anestesista no es garantía de seguridad si se utiliza anestesia general con el fin de permitir que se realicen cantidades excesivas de liposucción. Otros problemas relacionados con la anestesia general son las reacciones inesperadas hacia los medicamentos, las dosis incorrectas y un mal funcionamiento de equipos de anestesia.

Los coágulos de sangre

Los coágulos de sangre en las piernas están asociados con una cirugía prolongada y un trauma quirúrgico excesivo. Un coágulo de sangre en las piernas puede ser fatal si viaja desde las piernas hasta los pulmones. La aparición de coágulos sanguíneos en las piernas o en los pulmones después de la liposucción es mucho más común con la anestesia general que con anestesia local.

Lesión de los órganos abdominales

La lesión de los órganos abdominales después de la penetración de una cánula de liposucción en la cavidad abdominal puede ser mortal si la lesión no es diagnosticada y tratada precozmente. Bajo anestesia local, este tipo de lesiones es poco común porque la liposucción suele realizarse con delicadeza. Bajo anestesia general, los cirujanos tienden a usar cánulas más grandes y tratar de hacer la liposucción lo más rápido posible en lugar de con la finura con la que suele hacerse en los casos de liposucción tumescente y como consecuencia, la lesión intraabdominal es más común bajo anestesia general. Bajo la anestesia local una lesión mientras se realiza la liposucción sería tan dolorosa que se diagnosticaría de inmediato, sin embargo, bajo anestesia general, este tipo de lesión a menudo se pasa por alto hasta después de la infección y cuando la hemorragia ha progresado durante horas. Es muy peligroso combinar la cirugía ginecológica abdominal y la liposucción ya que daría lugar a un mayor riesgo de lesión intraabdominal.

Edema Pulmonar

El exceso de líquidos con la anestesia general IV puede causar una sobrecarga de líquidos. Cuando se acumula demasiado líquido se produce un edema pulmonar. El edema pulmonar extremo se produce en los pacientes que recibieron una cantidad excesiva de anestesia por vía intravenosa (IV).

La pérdida excesiva de sangre

La pérdida excesiva de sangre se ha asociado con la antigua técnica de liposucción que se utilizó antes de la invención de la técnica tumescente. La hipovolemia (un volumen insuficiente de líquido en los vasos sanguíneos del cuerpo) es una consecuencia común cuando se extraen volúmenes excesivamente grandes de liposucción. Un hematoma es una acumulación de sangre que se produce como consecuencia de una hemorragia interna. Los hematomas son más propensos a ocurrir en pacientes que toman medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno, que ponen en peligro los mecanismos normales de coagulación

Hipotermia

Complicaciones peligrosas de la Liposucción

La hipotermia que ocurre cuando se produce un descenso peligroso de la temperatura del cuerpo. Puede causar problemas cardíacos fatales. La hipotermia puede aparecer por el uso de anestesia sistémica. También puede ocurrir si el cirujano utiliza una solución fría de anestesia local tumescente, en lugar del uso recomendado de una solución inyectada a la misma que temperatura que la corporal.

Infecciones

Las infecciones relacionadas con la liposucción son muy raras pero pueden ocurrir tanto con anestesia local como con anestesia general. Se trata de infecciones causadas por el crecimiento de un microorganismo conocido como micobacterias atípicas, que se asociada con los intentos de esterilizar los instrumentos quirúrgicos por inmersión en soluciones químicas bactericidas. Debido al rápido crecimiento de micobacterias atípicas que son resistentes a las soluciones químicas bactericidas, todos los instrumentos de liposucción o bien deben ser esterilizados en un autoclave de vapor, o ser de un solo uso (artículos desechables). Otro tipo de infección potencialmente mortal se conoce con el nombre de fascitis necrotizante.

Otras complicaciones en Liposucción

Otras complicaciones potencialmente catastróficas, aunque extremadamente raras, son:

  • Reacciones alérgicas de medicamentos
  • Neumonía por aspiración
  • Paro cardíaco y las arritmias cardíacas
  • Daños permanentes en los nervios
  • Daño cerebral debido a la falta de oxígeno bajo anestesia general
  • Convulsiones