Liposucción de Glúteos

La liposucción de nalgas es una de las zonas más comunes en las que las personas deciden realizarse una liposucción. Es una zona de frecuente acumulación de grasa y en ocasiones, no puede eliminarse con los medios convencionales como la dieta o el ejercicio.

Las cánulas pequeñas dan mejores resultados

La utilización de microcánulas con las técnicas de liposucción tumescente, se puede mejorar el tamaño y la forma de los glúteos. Se pueden conseguir excelentes resultados en cuanto a la simetría y el alisamiento de la piel. Las microcánulas tienen un diámetro de menos de 3 mm. Si comparamos la liposucción con microcánulas con la liposucción de glúteos que utiliza cánulas grandes, en esta última es más probable que como consecuencia, se consiga una forma irregular e incluso bultos en la piel de las nalgas. Las cánulas más grandes están un poco pasadas de moda y tienden a ser utilizadas por los cirujanos que prefieren la velocidad en lugar de la calidad: finura y precisión.

Liposucción de Glúteos

La forma de los glúteos es importante

La forma de las nalgas está definida por la grasa subcutánea. Cuando dicha grasa está bien proporcionada, las nalgas tienen una mejor forma, dándole a la ropa un tono más vistoso y bonito. Cuando las nalgas están deformadas o desproporcionados, suelen ser una fuente de insatisfacción, incomodidad, vergüenza, y escarnio.

Función y Estética

La grasa de los glúteos tiene tanto una importancia estética como funcional. Funcionalmente, la nalga es un cojín blando y flexible que proporciona protección cuando uno se sienta en una superficie dura. Estéticamente, una nalga hermosa, es una fuente de admiración y deleite visual.

Callipygian

Los antiguos griegos eran prominentes autoridades sobre el tema de la anatomía humana. Ellos tenían una palabra para describir nalgas hermosas: Callipygian. La palabra se deriva de la unión de de kallos (precioso) y pyge (rabadilla). La Venus Callipygian es una famosa estatua de mármol de un desnudo femenino descubierto en la casa romana del emperador Nerón, y ahora se exhibe en el Museo Nacional de Nápoles.

Técnica de liposucción quirúrgica

El objetivo de la liposucción de nalgas tumescente es lograr resultados uniformemente lisos con una reducción agradable del tamaño y volumen de las mismas. El cirujano debe esforzarse por lograr una simetría y evitar la eliminación excesiva de grasa. Debido a que las nalgas son una superficie redondeada, es difícil lograr un resultado suave mediante la liposucción utilizando una cánula grande, ya que con estas cánulas se realizan solo una o dos incisiones en cada nalga. Las cánulas grandes tieden a crear un resultado desigual, lleno de bultos. Los resultados más suaves se consiguen usando microcánulas (menos de 3 mm de diámetro) y múltiples incisiones pequeñas que no dejan cicatrices visibles.

El exceso de liposucción en nalgas

Si se realiza un exceso de liposucción, se provocará una apariencia inaceptable de flacidez e irregularidades quirúrgicas en la piel. El objetivo es no quitar el volumen máximo de la grasa posible, sino que conseguir una forma más suave y natural a la vez que se reduce el volumen. El resultado debe ser lo más proporcionado posible. Como regla general, no se elimina más del 40 por ciento de la grasa de cada glúteo.

Elevación de glúteos

No esperes que la liposucción te ayude a levantar o elevar los glúteos en un grado notable (al contrario que con la liposucción de pechos, que sí lo consigue). Un cirujano experto podrá eliminar la grasa de manera uniforme en los glúteos y producir con ello una reducción en el peso de las nalgas. Mediante la eliminación de una parte del peso de la nalga, el retroceso elástico de la piel natural, tiende a producir una ligera elevación, pero no mucha. En pacientes de edad avanzada cuya piel ha perdido algunas de sus cualidades elásticas hay aún menos elevación.

Almohadilla de grasa sacra

Algunos pacientes tienen una almohadilla de grasa genéticamente determinada (la almohadilla de grasa sacra) situada en la parte posterior inferior justo por encima del pliegue interglúteo. Desde un punto de vista estético, la almohadilla sacra se considera como un componente de la nalga.

Liposucción de Glúteos

Pliegue horizontal debajo de las nalgas

El pliegue horizontal debajo de las nalgas es el límite entre las nalgas y los muslos posteriores. El pliegue está formada por una malla de soportes fibrosos del tejido conectivo (conocida como ligamento de Luschka) que conecta libremente la piel a la superficie de los músculos de los glúteos. Algunas personas no tienen un pliegue de glúteo horizontal. Es un error intentar crear el pliegue de glúteo horizontal mediante la liposucción.

El pliegue horizontal no puede ser creado. Cualquier intento de producir un pliegue horizontal por debajo de los glúteos por medio de la liposucción no es aconsejable y con frecuencia lo que se consigue es un pliegue extraño y con una forma totalmente distinta a la deseada. Esta deformidad es más evidente cuando el paciente se inclina. Quitar el exceso de grasa de los glúteos en esta área resulta doloroso al sentarse sobre una superficie dura. El exceso de liposucción en la zona del pliegue horizontal no se puede reparar. Los riesgos son mayores que los beneficios cosméticos posibles.

El Bulge en forma de plátano

Se trata de una almohadilla de grasa en forma de plátano que a veces se encuentra por debajo del pliegue horizontal, sobre la parte superior del muslo posterior inmediatamente por debajo de la nalga. Quitar el exceso de grasa de esta zona producirá un pliegue horizontal redundante o doble.