Muslos Anteriores

La liposucción en los muslos anteriores permite la reducción del volumen al máximo. El exceso de liposucción de los muslos anteriores puede producir feas irregularidades de la piel. La eliminación de más del 60% de la grasa subcutánea de la cara anterior del muslo se asocia con una incidencia relativamente alta de insatisfacción del paciente.

Peligros de la liposucción del muslo anterior

Lo es recomendable realizar la liposucción del muslo durante un día. La liposucción circunferencial es llevada a cabo por un procedimiento quirúrgico que a menudo termina en una inflamación prolongada de los pies y las piernas, con molestias significativas que obligan a un retorno a las actividades normales más tardío. Es posible que la liposucción de toda la circunferencia del muslo en un mismo día predisponga al paciente a una trombosis venosa y a coágulos de sangre en el pulmón (porque lo obliga a estar tumbado). La liposucción circunferencial de los muslos es más segura si se lleva a cabo como un procedimiento en serie, es decir, que se realiza en tandas, no de golpe.

Muslos Anteriores

Cirugías en serie

Las cirugías en serie son mejores porque permite realizar sesiones quirúrgicas espaciadas por al menos un mes. Por ejemplo, se podría tratar los muslos exteriores y las caderas durante una sesión. Al mes siguiente, los muslos anteriores, muslos internos y las rodillas. De esta manera, la hinchazón es menos molesta y menos frecuente. Por lo general, los pacientes pueden esperar para volver a trabajar dentro de uno a dos días después de la cirugía.

Hinchazón de las piernas

La causa de la inflamación de las piernas después de la liposucción del muslo es la lesión de los vasos linfáticos que se encuentran en el tejido graso. Los vasos linfáticos drenan líquido desde los tejidos lesionados. Cuando se trata todo el muslo, éste se hincha y se mantiene hinchado durante un periodo de tiempo considerable. Al subdividir la liposucción circunferencial en dos procedimientos separados, habrá menos días de incapacidad postoperatoria. La porción del muslo que no se trata ofrece vasos linfáticos en funcionamiento que compensan el drenaje linfático de la zona tratada.