Liposucción de Muslos Interiores

La zona interior de los muslos es un área de interés común entre las mujeres que buscan la liposucción. La liposucción del interior del muslo puede mejorar significativamente la silueta del muslo y reducir el roce de los muslos internos. Idealmente, no debería haber ningún abultamiento o irregularidad importante y ​​no habrá evidencia visible de haber realizado un procedimiento quirúrgico.

Interior de los muslos e interior de las rodillas

El interior de los muslos y las rodillas interiores se tratan a menudo al mismo tiempo. La mayoría de las mujeres que buscan la liposucción de muslos tienen grasa que se extiende continuamente a lo largo de toda la extensión de la parte interior del muslo y la rodilla. El tratamiento de la cara interna del muslo y la rodilla interna como áreas separadas puede dar lugar a irregularidades en el área intermedia donde no se realiza la liposucción. Cuando se necesita la liposucción, tanto de la parte interna del muslo como en la rodilla, entonces la liposucción combinada permite resultados más suaves.

Liposucción de Muslos Interiores

El tamáño de la cánula importa

Los resultados suaves después de una liposucción de la cara interna del muslo depende en gran medida del tamaño (diámetro) de la cánula de liposucción. Las cánulas grandes tienden a causar irregularidades de la superficie. La grasa de los muslos internos contiene poco tejido fibroso y tiene un tacto suave similar a la gelatina por lo que es operada fácilmente y rápidamente. Si se utilizan cánulas de gran tamaño o si la liposucción no se hace con cuidado, las áreas localizadas de exceso de liposucción puede aparecer. El uso de microcánulas (con diámetro de entre 1,5 y 2,8 mm) permite la liposucción de la grasa en pequeñas cantidades. Con una atención cuidadosa y continua a los detalles, se puede lograr resultados excepcionalmente suaves.

Liposucción Incompleta

La liposucción de los muslos internos con el paciente acostado sobre su espalda no permite el acceso correcto a la grasa en la parte posterior de los muslos internos y por lo tanto, no suelen ser tratados con liposucción. Esta situación se presenta con más frecuencia cuando se utiliza anestesia general. Bajo la anestesia general se utiliza un sistema de respiración mediante un tubo insertado en la tráquea, lo que hace más seguro que el paciente esté colocado boca arriba y no se mueva. Mover al paciente de lado para hacer la liposucción es un riesgo porque el cambio de postura puede dañar el tubo de respiración y poner en peligro el suministro de oxígeno.

Elasticidad de la piel

Las mujeres que tienen una gran cantidad de grasa en la cara interna del muslo y una buena elasticidad de la piel conseguirán excelentes resultados después de la liposucción. Cuando la piel del muslo está excesivamente arrugada, la liposucción no puede mejorar mucho la situación y el paciente no estará satisfecho. En las mujeres mayores, y especialmente en las mujeres que han perdido una cantidad considerable de peso, la piel que cubre la parte anterior de la cara interna del muslo suele ser arrugada. La liposucción no va a mejorar este aspecto arrugado. De hecho, la liposucción puede empeorar el grado de arrugas. Las posibles pacientes cuyos muslos internos ya muestran un cierto grado de formación de arrugas deben ser informadas de que la liposucción puede mejorar la forma del muslo pero empeorar el aspecto arrugado de la piel.

Procedimientos quirúrgicos alternativos

Liposucción en el interior de los muslos

Para las mujeres que no pueden tolerar un grado muy alto de arrugas en la cara interna del muslo, existe la opción de realizar un lifting quirúrgico de muslos. La mayoría de las mujeres a menudo se decepcionan por los resultados estéticos de un lifting del muslo interior. Creen que la cicatrización asociada con el estiramiento del muslo a es peor que la formación de arrugas. Para los pacientes con arrugas marcadas y solo una mínima cantidad de grasa del muslo, la opción más razonable podría ser simplemente no realizar ningún tratamiento quirúrgico.

Postoperatorio de la liposucción del muslos interiores

El cuidado postoperatorio de los muslos o las rodillas es sencillo y está diseñado para que la mayoría de los pacientes puedan cambiar los vendajes con facilidad y sin ayuda. El período de recuperación es bastante rápido. Si las incisiones mediante las que se han hecho la liposucción no han sido cerradas con suturas, se garantiza el drenaje máximo de la solución anestésica y solo es necesario aplicar una prenda de compresión moderadamente firme.