Riesgos de la Liposucción

Algunos riesgos de realizarse una liposucción pueden ser los siguientes:

Complicaciones Menores

En general, una complicación se define como un resultados no deseable dentro de una operación quirúrgica. Las complicaciones menores son aquellas en las que no hay riesgo de que el paciente muera. Entre las complicaciones menores encontramos problemas de cicatrización, los problemas por no seguir las instrucciones post-operatorias o inluso la mala suerte (por ejemplo con una reacción alérgica desconocida).

Expectativas no realistas

Cualquier descontento sobre el resultado por parte del paciente es una complicación por lo que es muy importante que el paciente tenga unas expectativas realistas conforme a lo que se va a conseguir. Si el paciente no es capaz de entender el posible resultado de la operación, entonces será muy difícil que no haya complicaciones. El cirujano debe indicar claramente cual es el resultado que se puede conseguir pero el paciente también debe ser sincero con el médico y decir qué espera de la operación. No esperes la perfección.

Riesgos de la Liposucción

Irregularidades en la piel y cicatrices

Por lo general las cicatrices no son un problema por el que haya que preocuparse. Las cánulas succionadoras de grasas que se utilizan hoy en día que las incisiones que hay que hacer son muy pequeñas y por tanto, no dejan cicatrices (2 mm) o no se notan. Las irregulares en la piel son algo más comunes pero dependen del estado de la piel del paciente antes de la liposucicón. Cuando más elástica sea la piel, mejor será el resultado. También es importante no fatigar al cirujano exigiendo que realice demasiado trabajo el mismo día (por ejemplo hacer la liposucción en demasiadas zonas) ya que se fatigará y el resultado puede no ser el esperado.

Liposucción Excesiva

La extracción de demasiada grasa del cuerpo es peligrosa. Si se extrae grasa de manera irregular o de forma desigual en una misma zona, pueden surgir surcos en la piel. Debes pensar que el objetivo de la liposucción no es el de eliminar toda la grasa posible sino el de mejorar la estética corportal maximizando la felicidad del paciente. Los cuerpos femeninos tienden a acumular grasa en zonas específicas que provocan la infelicidad de las pacientes. Es posible que estas zonas tengan poca grasa pero eliminarla puede hacerla mucho más feliz que extraer toda la grasa sobrante del cuerpo.

El eritema

Un eritema es una mancha permanente de color marrón rosáceo que es provocado por una decoloración de la piel. Se provoca al raspar el interior de la piel durante una liposucción superficial. Este raspado provoca un daño en la red vascular provocando estas manchas. No hay tratamiento ni solución para este problema. Tampoco mejora con el tiempo.

Los Hematomas

Cuando se realiza una liposucción tumescente, se provoca una vasoconstricción, de modo que es poco probable sufrir hematomas, no obstante, son algo más comunes en las liposucciones con anestesia general, por eso se utilizan vendas de compresión.

Necrosis en la piel

La necrosis es la muerte de la piel. Puede ser consecuencia de un exceso de liposucción que provoca una lesión de la vascularozación de la piel. Es por eso que se debe tener cuidado en no hacer una liposucción excesiva.

La hiperpigmentación en las zonas de incisión

Cuando se produce una lesión que provoca la inflación de la piel, en muchas ocasiones se rompen las células de la piel que contienen el pigmento llamado melanina. Como consecuencia de esto, la melanina se extiende por la piel de alrededor. Las células consideran este pigmento como una sustancia extraña dentro del cuerpo y lo ingieren para sacalo del cuerpo. El resultado es la hiperpigmentación prolongada. Las personas de piel clara suelen sufrirlo por 4 ó 6 meses como máximo mientras que las personas más morenas suelen tardar más tiempo en eliminar esta hiperpigmentación (varios años).

Síncope vasovagal

El íncope vasovagal es un desmayo que ocurre como una reacción refleja que afecta el cerebro y al corazón. Este desmayo provoca una reducción del flujo sanguíneo que viaja hacia el cerebro y por tanto, se pierde el conocimiento de forma momentánea. Este desmayo puede ocurrir después de cualquier procedimiento quirúrgico, no tiene por qué ser una liposucción. Suele ocurrir porque el paciente ha experimentado ansiedad, dolor o ha visto algo que lo ha puesto nervioso como por ejemplo, sangre. La tensión que general una operación quirúrgica hace que muchos pacientes no puedan soportarla y se desmayan. Es muy común. El mayor riesgo de este problema es si el paciente está de pie y cae al suelo o se golpea con algún elemento. Por eso es importante conocer nuestro estado físico y avisar en cuanto notemos algo raro.

Error con las áreas tratadas

Aunque no es común, una falta de comprensión entre el cirujano y el paciente puede dar lugar a que se cree un error de comunicación y por tanto no quede claro cuales son las áreas quese van a tratar. Es muy importante que estés de acuerdo con el médico en cuales son las áreas en las que se va a extraer la grasa. Mejor si se puede dejar todo por escrito para que no haya problemas en el futuro. Esto es especialmente importante en las operaciones en las que el paciente se opera con anestesia general ya que no verá las áreas que el médico estará interviniendo.

Poco volumen de grasa extraída

Es una de las quejas más comunes hacia los cirujanos. El paciente piensa que va a entrar en el quirofano y va a salir sin un gramo de grasa. Es importante que tengas expectativas realistas sobre el proceso y que seas consciente de cual va a ser el resultado final. Hay que pensar que si se extrae una cantidad menor de grasa, siempre se puede arreglar con otra operación sin embargo, si extraemos demasiada liposucción, entonces es irreversile.

Irregularidades superficiales

Aunque por lo general ya no suelen darse este tipo de problemas gracias a la utilización de microcánulas, es posible que en algunas ocasiones, dependiento del tipo de piel se creen bultos o surcos en la piel. No es realista pensar en que vamos a quedarnos con una piel perfectamente lisa después de una operación de este calibre en la que se extrae grasa. Piensa que estamos eliminando volumen y que la piel se había ajustado a este volumen corporal. Tardará tiempo en adaptarse al nuevo volumen y es posible que se necesite un tratamiento específico.

peligros de la Liposucción

Nudosidad Temporal

Durante el menos una o dos semanas después de habernos sometido a una liposucción es común encontrar que tenemos bultos y protuberancias en la piel. A veces puede durar hasta cuatro semanas. Esta consecuencia es algo natural ya que forma parte del proceso natural de cicatrización. Suele reducirse con drenajes y con las medias de compresión.

Paniculitis

La Paniculitis es una inflamación post-liposucción que se produce a causa de un drenaje incompleto de la anestesia tumescente. Este hecho forma seromas pequeños que causan pequeños dolores, hinchazón y calor. Suele verse enrojecida la zona afectada. La paniculitis se da más comúnmente cuando se cierran las incisiones con suturas ya que esto evita el drenaje completo de la solución anestésica.

Hinchazón

Suele ser de leve a moderada y en estos casos, debe entenderse como algo normal. El cuerpo se ha sometido a una operación quirúrgica y es normalq ue esté resentido. Se da más en los casos en los que se han operado las extremidades inferiores.

Hematomas genitales

Muchas veces aparecen hematomas en la zonas de los genitales cuando se realiza una liposucción de abdomen. Esto se debe a que se filtra líquido teñido de sangre hacia abajo (por la gravedad). Suelen desaparecer en solo 2 ó 3 días.

Hematomas postoperatorios

También es común tener hematomas tras la intervención en la zona afectada. Actualmente, el número de moratones que aparecen es muy escaso comparado con los que aparecían cuando comenzó a realizarse la liposucción. La duración de los moratones depende del tamaño y del sistema de coagulación de cada paciente. Los hematomas suelen provocar incomodidad, hichazón y algo de dolor pero por lo general, no son motivo de preocupación.

Aceleración del ritmo cardíaco

Es el resultado de la utilización de epinefrina (adrenalina), que es uno de los ingredientes de la anestesia local. Puede darse durante la intervención o después de ella. La utilización de antihipertensivos como la clonidina antes de la operación suele reducir este riesgo.