Técnica Tumescente

La palabra tumescente tiene el significado de hinchado y firme. Para la liposucción tumescente se utiliza la inyección de grandes cantidades de epinefrina (constrictor capilar) y lidocaína muy diluída (anestésico local) en la grasa subcutánea. Cuando se hace esto, el tejido se hincha y se reafirma, es decir, se vuelve tumescente.

En qué consiste la liposucción tumescente

La técnica de la liposucción tumescente es un método que se realiza con anestesia local para eliminar la grasa en cantidades bastante altas. Al contrario de lo que se podría pensar, gracias a este método se puede realizar una técnica quirúrgica como es la liposucción con anestesia local. Al eliminar la necesidad de anestesia general, se eliminan los inconvenientes como por ejemplo, la necesidad de utilizar narcóticos o sedantes intravenosos después de la intervención. La técnica tumescente constriñe los capilares, previene la pérdida de sangre (algo que sí ocurre con la anestesia general) y proporciona fluido al cuerpo mediante inyección subcutánea (de este modo que no se necesitan sedantes intravenosos).

Técnica Tumescente

Dilución tumescente

La proporción en la que se diluye la anestesia o solución tumescente depende depende del cirujano y de las zonas de liposucción a tratar. La solución puede estar diluída teniendo entre 5 y 40 partes menos de lidocaína de la que se incluye en las formulaciones anestésicas que se comercializan. Por lo general, las soluciones que se venden de lidocaína y que utilizan tanto dentistas como anestesiólogos contienen 1 gramo de lidocaína y 1 miligramo de epinefrina por cada 50 milímetros de solución salina. Si lo comparamos con la dilución tumescente de la liposucción, veremos que ésta contiene aproximadamente 1 gramo de lidocaína y 1 miligramo de epinefrina en 1.000 mililitros de solución salina. Es decir, una concentración hasta 20 veces menor.

Riesgos de la Liposucción Tumescente

La liposucción tumescente es bastante segura que ya se realiza totalmente por anestesia local. Se ha demostrado que es extremadamente segura a pesar de la forma sin precedentes y la cantidad que se usa de epinefrina y lidocaína. A pesar de que se podría creer peligroso la utilización de grandes cantidades de estas sustancias, es en realidad una técnica bastante segura debido a que están muy diluidas. Esta disolución produce una constricción intensa de los capilares de grasa por lo que se retrasa la velocidad de absorción de la anestesia.

Cuando la lidocaína y la epinefrina se introducen en el torrente sanguíneo, por lo general tardan menos de una hora en ser absorvidas por el organismo. Con la solución diluida este proceso puede durar hasta 24 y 36 horas lo que reduce el pico de concentración de lidocaína en la sangra y por tanto, reduce la toxicidad de la dosis. Una concentración elevada de lidocaína como la que utilizan los dentistas puede provocar alteración del ritmo cardíaco sin ambargo, cuando ésta viene diluida se evita este problema.

La vasoconstricción previene la pérdida de sangre

La vasoconstricción es la contracción de los vasos sanguíneos. Se produce como resultado de una infiltración de anestesia tumescente en altas cantidades. La vasoconstricción que provoca la anestesia tumescente es tan completa que se puede hacer prácticamente sin pérdida de sangre, al contrario que ocurre con la anestesia general. Todas las técnicas de liposucción anteriores a la liposucción tumescente se asociaban con una mayor o menor pérdida de sangre.

La vasoconstricción prolonga la Anestesia Local

La vasoconstricción provoca un retraso en la absorción de lidocaína de manera que este anestésico local puede mantenerse en el cuerpo durante muchas horas (hasta 36). De este modo se evita la necesidad de utilizar calmantes después de la interveción, ya sea mediante analgésicos o intravenosos.

Dosis recomendada de lidocaína

La dosis máxima que se recomienda de lidocaína es de un máximo de 40-50 mg/kg cuando está muy diluida. Se trata de una dosis relativamente grande en comparación con los 7 mg/kg, que es la aceptada como la dosis máxima segura para la infiltración de lidocaína con epinefrina que utilizan los anestesiólogos cuando no está diluida y se usa como anestesia general (como por ejemplo la epidural).

Microcánulas

Una cánula de liposucción es un tubo de acero inoxidable que se introduce bajo piel, para llegar a la grasa subcutánea a través de una pequeña incisión que practica el médico en la piel. Las microcánulas tienen un diámetro de hasta de 3 milímetros. El diámetro general de estas microcánulas oscilan entre los 1 y los 3mm. Según el diseño de la microcánula, estas pueden eliminar la grasa distintas maneras, todas ellas eficientes. El uso de cánulas más grandes con diámetros exteriores de 3 a 6mm requieren incisiones más grandes que por lo general, suelen dejar cicatrices visibles.

liposuccion Tumescente

Incisiones

Las incisiones son esos pequeños agujeros que el cirujano realiza en la piel con la intención de pasar las microcánulas a través de ellos durante el proceso de liposucción. Estas incisiones también ayudan al posterior drenaje si no se cierran con suturas quirúrgicas. Gracias a la capacidad de la piel de estirarse las microcánulas se ajustan a los agujeros de la piel y al retirar la microcánula, el agujero es tan pequeño que las cicatrices no son visibles y muchas veces hasta desaparecen.

Las microincisiones son tan pequeñas que hace falta cerrarlas con suturas. Además, el no hacerlo mejora el drenaje postoperatorio de la anestesia tumescente, que a su vez reduce la sensibilidad post-operatoria, los hematomas y la hinchazón. La utilización de cánulas más grandes requieren incisiones mayores que provocan cicatrices. Por otro lado, cuando las grandes incisiones se cierran con puntos de sutura, no hay drenaje natural y es por ello que las hinchazón dura más tiempo y aparecen moratones y dolor.

Resultados de liposucción

Se pueden conseguir unos resultados muy suaves con la técnica de liposucción tumescente. La utilización de microcánulas permite eliminar la grasa de forma gradual y controlada. El hecho de aumentar el tamaño de las cánulas también aumenta el riesgo de formación de irregularidades en la piel y depresiones o bultos. Una cánula mayor consigue una mayor eliminación de grasa por lo que es más difícil controlar la dirección de la cánula. Se crean surcos dentro de la grasa que impiden un correcto direccionamiento de la cánula ya que se tiende a introducir la cánula por el mismo sitio por el que se introdujo la primera vez. Esta falta de control contribuye al riesgo de irregularidades en la piel asociados a la liposucción que utiliza cánulas mayores.

Ventajas de la lipoescultura tumescente

Las ventajas que de la anestesia local y por tanto, la liposucción tumescente es que los efectos de la anestesia duran mucho tiempo, lo que hace que la intervención y sobre todo el postoperatorio, sea menos doloroso. Se evitan las náuseas y el vómito asociado al periodo postquirúrgico yq ue están asociados al uso de la anestesia general.

Precio de la liposucción tumescente